Aceites Veg.: Aceite Puro de Rosa de Mosqueta

Aceite puro de Rosa de Mosqueta: Cicatrices y estrías

rosa-mosqueta-1

Regenera los tejidos:  De hecho es el regenerador de la piel más potente que se conoce. De ahí que cada vez más cirujanos lo empleen para tratar la piel tras una cirugía o en casos de quemaduras, cicatrices, estrías, úlceras, arrugas y cualquier condición en que la piel necesite regenerarse.

Estimula la producción de colágeno y elastina:  Aporta firmeza y elasticidad de la piel y del tejido conjuntivo.

Atenúa las cicatrices de cualquier etiología: Aunque sean antiguas, hipertróficas, queloides, producidas por acné o varicela, operaciones quirúrgicas o  accidentes.

Hidrata y combate el envejecimiento:  Asimismo previene los signos de fotoenvejecimiento mediante la autogeneración de melanina.

Redistribuye la pigmentación de la piel:  Ayuda a corregir los problemas cutáneos debidos a una sobreexposición al sol, entre ellos las manchas solares y uniformiza el tono de la piel de todo el cuerpo.

Previene el cáncer cutáneo: Y lo hace a través de varios mecanismos. Por ejemplo, activando la autogeneración de melanina o minimizando los efectos negativos de la radiación ultravioleta gracias a su reconocida capacidad antioxidante y neutralizadora de radicales libres.

Mejora la circulación sanguínea: El aceite de rosa mosqueta acelera y regula el ritmo de microvascularización, es decir, mejora el flujo sanguíneo y la reposición de sustancias nutricionales de las zonas en las que se aplica.

Tiene propiedades antiinflamatorias y es energizante, además de restaurar y proteger el cabello.

Anuncios

Aceites Vegetales: Aceite Puro de Argán

Aceite puro de Argán: El mejor antioxidante natural para la piel.

ardan-aceite

El aceite de argán, también conocido como “oro líquido” ó “el aceite más caro del mundo”Este exótico aceite es una de las mayores riquezas del suroeste de Marruecos, al ser uno de los más cotizados  en todo el mundo por sus increíbles propiedades.  Los beneficios que predican científicos y estilistas lo han convertido en una auténtica fiebre en EEUU. Está compuesto en un 80% por ácidos grasos esenciales como el ácido linoléico, alfalinoléico, oléico y araquidónico, responsables de la reestructuración y renovación celular. Su propiedad antioxidante se la otorga la vitamina E, y para hacernos una idea, el argán tienen 50 veces más vitamina E que el aceite de oliva, que es muy buen antioxidante también.

Se puede ingerir en su estado puro, pero como su precio resulta un poco elevado, su uso más común es como cosmético para pieles maduras, aplicándolo directamente sobre la piel para conservar y recuperar su elasticidad y vitalidad.

La virtud más conocida es su capacidad de frenar la degeneración de los tejidos, regenerar la célula y como antiarrugas.

la autora

Follow on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: