Aceites Vegetales: Manteca de Karité

Manteca de Karité: Piel seca o irritada

manteca-karite

La manteca de karité  es una grasa extraída de la nuez que produce el árbol del mismo nombre. El Karité (significa “árbol de mantequilla“) es un árbol que crece sobre todo en África central y cuyo fruto es una especie de nueces, de las cuales se obtiene la grasa que luego será utilizada en multitud de productos.

Es grasa vegetal pura. La mejor calidad proviene de los árboles de Burkina Fasso, Costa de Marfil, Malí y Sudán. No huele ni sabe a nada y es un emoliente fantástico para la piel. Perfecta para cuidado de codos, talones y labios resecos.

Rica en triglicéridos y ácidos oleico, linoléico y palmítico. Es muy rica en vitaminas  A, D, E y F y entre sus principales propiedades destacan su excelentepoder hidratante, nutritiva, y emoliente, y su acción calmante de la piel, reparadora, cicatrizante y regenerador celular.

Ayuda a proteger la piel de las radiaciones UVB y UVA ambientales, actuando como protector solar.

Es extraordinariamente nutritiva y suavizante para la piel, ideal para tratar la sequedad, irritaciones, dermatitis, quemaduras, grietas o eczemas. También se puede aplicar como mascarilla capilar para hidratar y suavizar el pelo.

Es No-comedogénico, que no obstruye poros, no produce granos, ni puntos negros.

Aceites Vegetales: Aceite Puro de Caléndula

Aceite puro de Caléndula:  Psoriasis, dermatitis y manchas en la piel

calendula

Los antiguos griegos, los árabes la utilizaban por sus cualidades terapéuticas como una hierba medicinal para teñir los tejidos y como cosmético natural. En algunas especies los pétalos florales y las hojas tiernas son comestibles y se utilizan para decorar ensaladas y otros platos por su intenso color. Tradicionalmente se recomendaba un emplasto de tallos y hojas para irritaciones, eczemas y pequeñas heridas.

La caléndula es una planta extraordinaria y su aceite es de los más utilizados en la cosmética especializada en pieles infantiles, delicadas o con problemas. Se utiliza para tratar de todo tipo de dermatitis, eczemas, psoriasis, quemaduras, irritaciones alérgicas, picaduras y varices o venitas rotas. También da muy buenos resultados para el tratamiento de las manchas en la piel producidas por el sol o la edad. Para esta finalidad combina muy bien con el aceite esencial puro de Limón (de la cáscara del limón no del jugo). Una vez aplicado sobre la piel, esta no debe quedar expuesta al sol.

la autora

Follow on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: