Especias del Oriente

India

  Desde la antigüedad, las especias han constituido un producto sumamente importante para el hombre. Por ellas se provocaron guerras, se enriquecieron familias, se condicionó parte de la política y contribuyó a alegrar la mesas de occidente.

   Muchas fueron las especias que llegaron al viejo continente, algunas prevalecieron y otras fueron totalmente olvidadas. Llegaban en forma de grano, de hojas o de hierbas, todas con sus aromas, fascinaron la imaginación de los europeos que renacían a la cultura. Sus olores hacían volar la imaginación de nuevos mundos llenos de exotismo y de aventura, nebulosas de leyenda, cuentos e historias se mezclaban hasta configurar la fiebre por conseguir enriquecerse con el otro “Dorado”. Políticos, burgueses y aventureros soñaban con barcos llenos de esta mercancía más valiosa que el oro, hasta Colón intentó llegar a la India por otro camino, evitando así el acoso de los barcos portugueses, con la suerte de encontrarse en medio de su recorrido con el maravilloso continente de América.

   Con el tiempo se forjaron historias que casi rozaban la leyenda, como las de Simbad el marino, Marco Polo y tantos otros, que dejaron asombradas a generaciones enteras. Historias para ser contadas al calor de la lumbre en las noches estrelladas o de invierno,  que hacían que el sueño llegara antes que el dormirse,  y donde osados hombres empeñaban todo lo que tenían para conseguir un barco con el que adentrarse en ese mundo tan fascinante como era el lejano oriente. Unos tuvieron suerte y volvieron con sus barcos llenos de especias, otros murieron atacados por bandidos o ahogados al zozobrar sus embarcaciones, pero todos viviendo el maravilloso sueño de la aventura y de la riqueza.

   El mismo nombre ”especia” procede del latín “species”, que significa básico o esencial. Su importancia radicaba en la capacidad de estos productos para mejorar o cambiar el sabor de los alimentos y para conservarlos, así como en su función como medicina natural o productos de cosmética y perfumería.

   Lo que sí se sabe, por referencias literarias de autores griegos y romanos, es que las especias venidas de Asia estaban presentes en los lujosos banquetes de las familias más poderosas (incluido su uso para aromatizar los vinos que se servían), en los ungüentos que se aplicaban tras el baño, en los perfumes más caros, en los inciensos que se quemaban en los templos o en las medicinas que recetaban sus médicos. El prestigio de estas sustancias se ha querido explicar también por las limitaciones que en aquellos tiempos sufría Europa, que por aquel entonces todavía no conocía ni el té ni el café ni el chocolate, ni apenas disponía de azúcar. Y si a esto le añadimos que se carecía de cualquier medio para conservar frescos los alimentos (especialmente carnes y pescado), los cuales se consumían en ocasiones en un estado no muy agradable para el paladar. Entiéndase lo que en estos casos suponía un poco de pimienta, clavo o canela: lo suficiente para aromatizar el producto y hacerlo más digerible.

   El deseo de obtener éstos productos produjo todo un fenómeno cultural, social y económico conocido por el COMERCIO DE LAS ESPECIAS, que llevó a muchos pueblos a realizar lejanos viajes a tierras distantes.

   El empleo de las especias como elemento terapéutico en Oriente lleva miles de años. En la medicina Ayurveda y en el sistema tradicional chino, especias como el clavo, la canela y la nuez moscada, se han usado para tratar enfermedades y protenciar la longevidad, hasta el punto que muchos son considerados alimentos-medicina.

   Esta propiedad de los alimentos y especias para sanar queda reflejada en la frase de Hipócrates:

“Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina tu alimento”.

   Existen hoy en día multitud de tratamientos naturales realizados con especias o hierbas aromáticas que son a la vez plantas medicinales y que pueden remediar, disminuir o prevenir algunas dolencias o enfermedades.

especias 

ESPECIAS Y HIERBAS EN LOS PRODUCTOS DE BELLEZA

 Algunas especias tienen una importancia fundamental como cosméticos y en la industria de la perfumería.

 La lavanda, el espliego, la salvia y el romero se utilizan ampliamente para   la destilación de aceites esenciales que son utilizados para fabricar colonias y perfumes.

A su vez se pueden hacer aguas de distintas flores de plantas como: agua de rosas, agua de flores de manzanilla, agua de flores de violetas, que agregándose a los diferentes cosméticos nos aportan algunos de sus principios activos. El agua de romero era utilizada por Cleopatra por sus propiedades astringentes, para evitar la piel grasa o la transpiración excesiva así como el exceso de sudoración.

  El gel de ALOE VERA o sábila es una de las plantas que encabezan la lista de plantas utilizadas para embellecer la piel, pero también con fines medicinales, para curar cicatrices, quemaduras, granos, eczemas, etc… muy usada en jabones para pieles atópicas.

     La CÚRCUMA también conocida como el “falso azafrán” es uno de los ingredientes del curry en polvo y el responsable de su coloración amarilla. Tiene múltiples propiedades en las que destacamos por vía tópica:

  • Gran cicatrizante y revitalizador de la piel.
  • Ayuda a reducir manchas y también, gracias a sus propiedades anti-inflamatorias, ayuda a mejorar los brotes de acné y reducir la hinchazón de los ojos.
  • Propiedades beneficiosas sobre los procesos de inflamación, granulación y remodelación de tejidos.
  • Usado en tratamientos de alteraciones de la piel tales como psoriasis, aquellas provocadas por infecciones bacterianas o virales.
  • Revitaliza y mejora el aspecto de la epidermis.
  • Potente antioxidante.

Usada para dermatitis, desgarros musculares, eczemas, heridas, hongos, psoriasis.

   El pepino se utiliza en cosmética natural para el tratamiento de arrugas. Incluso muchos preparados industriales de belleza tienen este alimento.

   Con las semillas secas y machacadas del ACHIOTE, un arbusto de la América Tropical, los nativos obtienen un polvo de color rojo con el cual se pintan la piel para protegerla del sol y para embellecer su cuerpo.

    Está práctica, extendida en toda la zona tropical, llego a alcanzar las tribus indias norteamericanas y fue lo que motivo que los colonizadores llamasen a los habitantes nativos pieles rojas. Hoy en día, muchas tribus del Amazonas todavía mantienen esta costumbre.

  Otros alimentos utilizados en preparados cosméticos son las zanahorias, el aguacate, los aceites vegetales, como el aceite de sésamo y el aceite de almendras,… etc.

    El JENGIBRE, además de ser un condimento muy apreciado, ha sido utilizado con propósitos curativos desde hace miles de años. En la medicina ayurvédica de la india y en la medicina china, el jengibre es más efectivo que los medicamentos recetados.

  • Es estimulante, ayuda a tonificar la piel a la vez que alivia y relaja.
  • Actúa como un potente antioxidante: lucha contra los radicales libres y mejora la suavidad y el tono de la piel.
  • Puede aclarar manchas.
  • A menudo se utiliza en tratamientos anticelulíticos por su poder de mejora de la circulación sanguínea.
  • Es también analgésico, antiinflamatorio y antiséptico, lo que lo hace un buen ingrediente contra el acné.

   En los casos de pérdida de peso nos enfrentamos con uno de los desafíos más grandes, que es el de tensar el exceso de piel que queda después de quemar la grasa.

   Afortunadamente existen hierbas y especias que pueden ser usadas para hacer mascarillas, jabones y exfoliantes, que pueden tensar tu piel de forma significativa, permitiéndote evitar una cirugía costosa y tratamientos químicos fuertes.

   Los artículos de tu despensa, como el romero, el serbal, la cúrcuma, la canela y el jengibre pueden ser usados para tensar y refrescar la piel en los brazos, cuello, cara y barriga.

   Porque como digo yo:

se puede estar sana por dentro y bella por fuera”

Cuidémonos y usemos cosmética natural.

la autora

Follow on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: